cultivar azafran es rentable

Cómo cultivar Azafrán

El azafrán es altamente codiciado en la cocina por su delicioso sabor y su aporte de color en las comidas. A menudo esta planta es llamada oro rojo, pues se necesitan unas 250.000 flores de azafrán para conseguir un kilo de esta aclamada especia. Si deseas saber cómo cultivar azafrán en casa, a continuación te explicaremos todo el proceso de plantación. 

Todo lo que necesitas para saber sobre el cultivo de azafrán

Cultivar esta flor requiere de cuidados específicos para conseguir con éxito su floración y posterior recolección. Los pistilos del azafrán son los que se utilizan para potenciar el sabor de las comidas y darles color. Puedes cultivar azafrán en interiores y en maceta, para ello necesitarás los bulbos de azafrán, pues esta planta no se siembra con semillas.

¿En qué época plantar azafrán?

Es recomendable plantar el azafrán en verano, mientras que los pistilos se recolectan en otoño. Esta planta prefiere los climas secos y soleados, pues requiere de mucha luz solar, mientras que la humedad excesiva no es favorable. 

Suelo ideal para el cultivo de azafrán

El azafrán requiere de un suelo que pueda drenar bien el agua para evitar los encharcamientos y el exceso de humedad. De lo contrario, los bulbos de azafrán podría pudrirse o ser atacados por un hongo. 

Además, lo más recomendable es que en el suelo no se haya plantado anteriormente algún otro bulbo o tubérculo. El terreno debe estar libre de malas hierbas y el suelo debe tener un pH ligeramente neutro (entre 6-8).

como cultivar azafran en invernadero

Nutrientes que necesita

Las flores de azafrán no poseen grandes exigencias de nutrientes. Se aconseja abonar bien el terreno antes de la plantación del bulbo, ya sea con estiércol de vaca, caballo e incluso de oveja. 

Plagas y enfermedades comunes

Aunque el azafrán es una planta fuerte y resistente a insectos y plagas, también puede verse afectada por ciertas enfermedades. Asimismo, puede necesitar de protectores si se planta en el exterior y hay presencia de roedores y otros animales de rapiña.

El azafrán puede ser atacado por varios hongos, el rhizoctonia crocorum, el rhizoctonia morado y el fusarium. Además, es importante controlar las malas hierbas, ya que favorecen la aparición de hongos y le restan calidad al cultivo.

¿Cómo cultivar azafrán?

Recuerda que las semillas de azafrán para sembrar son en realidad bulbos; la reproducción del azafrán se da, precisamente, mediante los bulbos. Si deseas aprender cómo cultivar azafrán en Galicia o en cualquier otro lugar, puedes seguir los siguientes pasos. 

  • Antes de cultivar azafrán en invernadero, cajones, macetas o exteriores, es fundamental abonar la tierra. No olvides que la tierra debe drenar bien para evitar exceso de humedad y encharcamientos. Si vas a cultivar azafrán en maceta, cerciórate de que la rejilla de la maceta drene correctamente.
  • Obtén bulbos de azafrán de calidad. Asegúrate de que estos no estén húmedos ni tengan golpes, pues esto podría favorecer la aparición de hongos y restarle calidad a la especia.
  • Para plantar azafrán en maceta requerirás de un recipiente profundo, aunque se planta a unos 5 centímetros de profundidad. En huerta, el azafrán se planta a unos 10-15 centímetros de profundidad con el rabillo hacia arriba. Si vas a plantar varios bulbos, hazlo en hileras con 10 centímetros de distancia entre cada bulbo.
  • En cuanto al riego, ten en cuenta que el azafrán es un producto secano prácticamente, por lo cual sólo requerirá ser regado pocas veces en primavera y otoño. El resto de temporadas estará bien con el agua de las lluvias. Si plantas azafrán en interiores, puedes regarlo cada 3 meses.

¿Cuándo se recoge el azafrán?cuando se recoge el azafran

Cuando puedas ver los pistilos, es momento de cosechar la especia; normalmente se recoge el azafrán en otoño. Hay dos formas en las que el pistilo se puede recoger. Si tienes muchas flores de azafrán, necesitarás recogerlas cuando se abran para luego extraer los pistilos rojos o esbrinar el azafrán.

En cambio, cuando la cantidad de flores es poca, puedes realizar el proceso denominado ‘escamonda’. Este consiste en extraer el pistilo de azafrán con cuidado, ya sea con las uñas o con unas pinzas pequeñas de modo que la flor quede intacta. La cosecha debe realizarse a primera hora de la mañana, antes de que salga el sol. 

¿Cómo se multiplican los bulbos de azafrán?

Después de cosechar el azafrán, comenzará un periodo vegetativo o de letargo. Es por ello que comenzará a secarse, lo cual podría parecer que la planta ya no tiene vida. Durante este periodo, el bulbo de la planta empezará a formar nuevos bulbos. A principios de primavera podremos levantar la planta de azafrán con cuidado para separar los bulbos hijos y dejarlos secar al sol. A esto se le denomina esfarfollar el bulbo de azafrán.

Rentabilidad del cultivo de azafrán

Si estás pensando en cultivar azafrán para uso doméstico, quizá esto sea de menor importancia para ti, pero, si en cambio deseas cultivar en grandes cantidades para comercializar el producto, es probable que te estés preguntando si cultivar azafrán es rentable

Como se mencionó al inicio, el azafrán es conocido como oro rojo por su elevado coste, esto se debe a la poca producción y alta demanda de la especia. Irán es el primer productor de azafrán, con el 90%, mientras que España es el segundo productor pero principal exportador de esta especia a nivel mundial.

Un kilo de azafrán puede alcanzar los 5000€, y es que para conseguirlo se requieren 250.000 flores. En cuanto a la rentabilidad de su cultivo, habrá que esperar unos 4-5 años para comenzar a percibirla. Además de vender la especia en sí, también se pueden comercializar los bulbos de azafrán e incluso utilizarlos para ampliar el cultivo.

Sin duda, cultivar azafrán puede ser bastante rentable. Además de esto, es muy satisfactorio el poder cosechar tu propio azafrán en casa. Recuerda que esta especia es un producto secano. De hecho, muchos agricultores de azafrán afirman que la calidad de la especia es mucho mejor cuando se riega poco la planta. Si deseas cultivar azafrán, sigue estas recomendaciones y produce tu propio oro rojo.

 

¡Comenta lo que quieras!