como cultivar mangos

Cómo cultivar Mangos

El mango es una fruta tropical de delicioso sabor y muy popular a nivel mundial. Esta fruta está llena de vitaminas, y su pulpa puede ser fibrosa o no, pues depende de la variedad de mango. Si deseas aprender cómo plantar mango, a continuación encontrarás toda la información que necesitas para lograrlo con éxito.

Aspectos esenciales sobre el cultivo de mango

El mango es una fruta con origen en Asia, más concretamente en la India. Aunque existen muchas variedades de mango, en general suelen requerir los mismos cuidados. Algunas variedades soportan más el frío, como en el caso del mango Antonio, el mango Gomera 1 y el Timoteo.

Época y clima ideal para plantar mango

Al ser una planta tropical no soporta los climas fríos; la mejor época para sembrar mango es a finales de primavera e inicios de verano. Los inviernos deben ser moderadamente fríos, mientras que las primaveras tienen que ser ligeramente cálidas. En cuanto al verano y el otoño, ambos deben ser cálidos.

La temperatura ideal para la planta de mango es de unos 26 y 37ºC. Esta planta requiere de mucho sol y ventilación. El lugar en el que se siembre no debe exceder los 30 centímetros de lluvia al año.

Tipo de suelo o sustrato

El suelo ideal debe ser ligero, de este modo las raíces podrán abrirse paso con mayor facilidad y fijarse al terreno. Asimismo, este tiene que tener un buen drenaje y profundidad. En cuanto al pH más recomendado, este debe oscilar entre 4.5 y 7.

Nutrientes requeridos por la planta

Uno de los nutrientes que más necesita el árbol de mango es el óxido de potasio. Entre otros que también son esenciales se encuentran el óxido de calcio, el magnesio, el anhídrido fosfórico y el nitrógeno.

Plagas y enfermedades comunesgerminar mango

Una de las plagas más comunes en las plantas de mango, y que además son difíciles de eliminar, son las cochinillas. Estas, encima de que dañan el tronco del árbol, así como las hojas y los frutos, favorecen la aparición de hongos debido a que las cochinillas originan una melaza. La mejor forma de controlar esta plaga es mediante el uso del Cryptolaemus montrouzieri, una especie de mariquita.

Otras plagas comunes son la mosca de la fruta y polillas como la Prays citri y la Cryptoblabes gnidiella. Además de las plagas, los mangos también pueden ser atacados por ciertos hongos como el Colletotrichum gloeosporioides, el cual produce la antracnosis. Esta puede ser mortal para el árbol de mango. Otros hongos que pueden atacarlo son el oídio de mango y el Ceratocystis fimbriata.

¿Cómo cultivar mango en casa?

Para plantar tu propio árbol de mango en casa puedes usar una semilla o adquirir una planta de mango para trasplantarla a tu jardín o terreno. En este último caso, puedes seguir los siguientes pasos:

  • Obtén de un vivero un árbol de mango joven injertado.
  • Cava un agujero en el terreno que has destinado para la plantación del árbol; este debe ser el doble de grande que el cepellón de la planta.
  • Mezcla un poco de compost en la tierra que usarás para cubrir las raíces.
  • Pon la planta con el cepellón en el interior del agujero que acabas de hacer.
  • Cúbrela con tierra de modo que la base del árbol esté un poco más arriba del suelo y compacta ligeramente la tierra.
  • Riega la planta abundantemente pero evitando los encharcamientos.

Por otro lado, si quieres sembrar por cuenta propia el mango a partir de la semilla, necesitarás seguir el proceso que se explicará a continuación.

¿Cómo germinar mango?

Lo primero que tendremos que hacer para germinar una semilla de mango es conseguir el hueso de un mango. Ten en cuenta que lo ideal sería obtener uno en el mercado local o directamente de un árbol de tu zona. Esto garantiza que la planta podrá desarrollarse y sabrás cómo serán sus frutos.

Para facilitar la manipulación del hueso se aconseja limpiarlo bien e incluso dejar que se seque. Posteriormente, podremos comenzar a cortar los laterales del hueso de mango de manera que podamos llegar a la semilla sin dañarla.

Cuando puedas ver la semilla tendrás el hueso de mango un poco dividido en dos partes. Separa ambas partes para finalmente sacar la semilla. Notarás que esta posee una capa blanca semitransparente; esta deberás retirarla. Ahora faltaría una capa más por retirar, que es la capa de color marrón. Pon en remojo la semilla por tres días y verás cómo se facilita el removimiento de la capa.

Tras retirar dicha capa, deberás humedecer una servilleta y envolver la semilla de mango en esta. Para garantizar la retención de la humedad, envuelve la servilleta con la semilla en aluminio. En unas 2 semanas aproximadamente ya habrá germinado la semilla. Si al revisar la semilla esta aún no ha germinado lo suficiente, vuelve a enrollarla.

En caso de que tu semilla esté bien germinada, enróllala en la servilleta y el aluminio con la excepción de que la zona en donde está el pequeño brote quede expuesta. Añádele algo de agua y en unos 4 días verás cómo el brote habrá crecido mucho más. Este será el momento de plantar tu mango.

¿Cómo cultivar un mango en maceta?

¿Te preguntas si es posible plantar un árbol de mango en maceta? La verdad, sí, aunque cuando empiece a crecer de forma considerable será necesario trasplantarla al jardín o un terreno de espacio abierto.

Una vez tengas tu semilla germinada, podrás plantarla en una maceta. Para ello usa una de unos 15-20 centímetros de alto y llénala de tierra por aproximadamente la mitad. La tierra deberá estar abonada, puede ser con compost y humus de lombriz.

Tendrás que desenvolver la semilla del aluminio y la servilleta. Para que la planta no sufra por el trasplante, coloca un trozo de servilleta en la superficie de la tierra, coloca la semilla encima de esta. Luego pon otro trozo de servilleta sobre la semilla, de este modo, podrá ir adaptándose al nuevo sustrato. No presiones la servilleta sobre la semilla, solo colócala y agrega tierra para cubrirlo todo.

Una vez trasplantada tu pequeña planta de mango, riégala abundantemente. Eso sí, es muy importante que te asegures de que la maceta drene bien para evitar encharcamientos. Hay quienes aconsejan colocar piedras o gravilla al fondo de la maceta para favorecer el drenaje.

Cuidados del mangoarbol de mango en maceta

  • Durante los primeros dos años el árbol de mango requiere de un riego regular, especialmente las primeras semanas. Aun así, se debe evitar encharcar la tierra y la sobre-hidratación.
  • Después de los dos primeros años, riega el árbol cada vez que sientas la tierra seca.
  • Una vez que la planta empiece a producir frutos y flores, aumenta el riego.
  • Es necesario controlar la mala hierba. Puedes evitar que esta crezca cerca del árbol agregando una capa de mantillo alrededor.
  • Poda el árbol solo cuando sea necesario, es decir, cuando veas ramas enfermas o sin vida. El exceso de poda puede afectar negativamente el crecimiento de los mangos.
  • Siempre supervisa que el árbol se encuentre sano y libre de plagas.

¿Cuánto tiempo tarda en dar frutos el mango?

Si has sembrado tu árbol de mango a partir de una semilla, es probable que este tarde en dar frutos aproximadamente unos 8 años. En cambio, si has plantado un árbol joven injertado, el tiempo se puede reducir a unos 3-5 años.

Recolección y cosecha

Cuando el fruto del mango aún no está maduro es duro y de color completamente verde. Dependiendo de la variedad, cuando está maduro el mango se tornará de un color amarillo, naranja y rojo. Algunas variedades son rojas en la parte superior mientras que la inferior se mantiene verde.

De cualquier modo, si cosechas el fruto antes de tiempo puedes ponerlo a madurar. Además, el fruto inmaduro de mango puede usarse en ensaladas e incluso hacerse jaleas con él.

El cultivo de mango en España

Aunque el mango es una fruta tropical, en algunas partes de España es posible plantarlo, pues hay zonas que cuentan con un clima subtropical, como lo son las Islas Canarias, Málaga, Almería y Granada. De hecho, en Málaga, concretamente en el municipio de Algarrobo, hay un extenso cultivo de mango con 67 variedades de este, entre ellas están el mango osteen y el ataúlfo.

Cabe señalar que el mango más producido en España es el mango osteen. Los cuidados del mango osteen son prácticamente los mismos que los que requiere cualquier otra variedad de mango.

Ahora que sabes todo lo concerniente al cultivo de mango, puedes comenzar a plantar tu propio árbol, ya sea en una maceta, en el jardín o la huerta. Cuando recojas la primera cosecha, sin duda te darás cuenta de que vale la pena la espera.

¡Comenta lo que quieras!